domingo, 9 de mayo de 2010

Vivian Maier


La historia comienza cuando John Maloof descubre, en el interior  de unos muebles comprados en subasta por impago de sus dueños, una colección de más de 40.000 Negativos y miles de Rollos 120 disparados sin procesar, en donde todavía hay aún unos 500 sin revelar.




 John descubre su nombre por los sobres de revelado de negativos: Vivian Maier. Tras intectar contactar con ella a través de la casa de subastas, le comentan que es una vieja enferma, y toma la decisión de no molestarla.
 El 21 de Abril del 2009, aparece una esquela de su muerte en el periódico Chicago Tribune, después de contactar con el periódico para saber quien había dado orden del aviso del obituario, John llegó as una dirección que no existía y a un número de teléfono fuera de servicio.


 Tantas preguntas sin contestar a llevado A John Maloof a crear un blog para buscar respuestas y difundir su magnifica obra, afortunadamente recuperada. Fotografías en estado puro.

5 comentarios:

Rogelio Camargo dijo...

Julián, gracias por sorprenderme siempre y hacerme feliz con tus nuevas noticias.
El mismo día que me hablaste de esta fotógrafa, no pude aguantar el intentar saber de quien se trataba, y al dar con ella, que disfrute! todo un gran hallazgo histórico. Para mi ha nacido un nuevo icono de la FOTOGRAFÍA.
Lo que guardan las personas, y el destino busca y encuentra su nuevo dueño. Bonita historia, menudo afortunado, ya me gustaría haber sido yo, y tener solo la cuarta parte.
Un saludo.

PEDRO BELIZON dijo...

Hola Julián. Realmente cuanto mas veo sus fotos, mas
valores les encuentro. Como una mujer de esa época,
que todos sabemos que posición tenia en la sociedad,
que no tenia los medios de hoy para ver a otros fotógrafos para aprender o inspirarse. Estoy casi seguro que no le harían caso solo por el echo de ser mujer. Realmente tiene 10 veces o mas valor que cualquiera. Realmente como dice nuestro amigo y admirado Rogelio es un grandísimo hallazgo para la fotografia. Un abrazo

Julian dijo...

El romanticismo es algo anexo al fotógrafo Rogelio. Nos gusta contar historias y que nos las cuenten. Con la vista intentamos buscar fugaces tesoros que desaparecen en un abrir y cerrar de ojos. No es cazar, es retener y volver a recordar.
La suerte hizo que este legado forme parte de una memoria colectiva.
¿Que pensará Vivian desde el más allá con la difusión que John está haciendo de su obra? Hay que tener en cuenta que sus imágenes eran privadas y no se las mostraba absolutamente a nadie.
Y me planteo otra nueva pregunta Si en lugar de película hubiese dejado unas cajas de cd's polvorientos, ¿Se habría alguien preocupado de rescatar las imágenes?

Rogelio Camargo dijo...

Lo bueno de todo, es que todavía haya personas, como nosotros, que nos sensibilicemos al saber de estos acontecimientos.
Un fuerte abrazo también para ti querido Pedro.

Javier GaVill dijo...

Julian desde aqui te quiero dar mi enhorabuena por el fallo del pasado nacional de libre expresion.
un saludo